Nombre:

Jin Yunguang

Nacionalidad:

China

Edad:

22

Idiomas:

Chino, inglés

Historia

Originario del barrio chino de Nanjea, la vida de Yunguang ha estado marcada en gran medida por la pobreza de su familia. El negocio familiar daba dinero justo para no tener que cazar ratas, pues su barrio apenas podía ser llamado como tal al carecer de la gente necesaria para darle vida a las calles y a sus edificios. Como hijo único, empezó a ayudar en el restaurante de la familia desde que era pequeño, un trabajo que no le gustaba lo más mínimo, pero que hacía con una sonrisa con tal de que la relación entre sus padres no se resintiera aún más. Fue en la adolescencia cuando se dio cuenta de que algo dentro de su cabeza no acaba de estar bien, de que no había desequilibrio hormonal que justificase sus cambios súbitos de temperamento. Y cuando su madre le contó sollozando que su padre la había estado engañando con otra... Fue en ese momento cuando descubrió la faceta más ofensiva de sus poderes: proyectiles de pura energía salieron disparados a las paredes y los muebles de la sala en la que se encontraba alrededor arremolinados por su ira sin que le importara lo más mínimo. Y luego se calmó, meros segundos después de lo sucedido. Finalmente vió como el miedo inundaba la cara de la única persona que le importaba y, sin parar a pensárselo, huyó.

Con el paso de los años aprendió más sobre sus poderes, sobre los cuatro que tenía en total, y sobre cómo manejarlos. Pero no era capaz de fiarse de si mismo, pues aquel primer episodio de rabia momentánea no había sido el único. Si de verdad quería llegar a ser una persona normal tendría que hacer frente a sus taras y ponerse en manos de profesionales. Ahora bien, ¿cómo iba a pagar él lo que costaban esos tratamientos? Escuchó hablar de un psicólogo competente que además daba trabajo a sus clientes y, con reticencia, llegó a pensar que quizás esa sería la solución a sus problemas.

Personalidad

Hablar de la personalidad de Jin es un tema complicado, pero no del todo imposible. La clave para entender cómo es él se basa en entender cómo se comporta en sus extremos. Suele ser una persona amable, un hombre capaz de escuchar los problemas de los demás y alguien al que le gusta ayudar. Y en los momentos en los que no está de ese humor, suele ser lo completamente opuesto a cómo de costumbre. Está tratando de encontrar términos medios en los que poder vivir con normalidad, pero todavía no ha llegado a ser capaz de lograr llegar a ellos... Tiempo al tiempo.

Descripción de los síntomas

Delirio

¿Delirios? No, qué va. Es solo que Jin se ha dado cuenta de cosas que a los poderes en la sombra no les interesan que se desvelen, como que el Actimel está diseñado por las farmacéuticas con tal de hacer que las defensas de los niños no sean auto-suficientes a largo plazo, cuando crezcan. Y hablando de eso, ¿cómo es que hay tantos intolerantes a la lactosa últimamente? Demasiado sospechoso...

TOC

Vale, puede que tenga una... "Predisposición" a ordenar alguna que otra cosilla, pero eso es porque es muy limpio. Además, puestos a ordenar, mejor respetar el orden cromático que mejor se ajuste a la composición del conjunto, ¿no? Y con ángulos rectos a ser posible, o como mucho en curvas perfectas, que dejar las cosas de cualquier forma es de ser irrespetuoso.

Fobia

El miedo a las avispas es algo natural, que conste. ¿Quién no temería a un ser diseñado exclusivamente con el propósito de causar dolor con sus picaduras? Y además con esos zumbidos, esas mandíbulas... Locos están los que no traten de huir al ver a una de esas criaturas del mal, desde luego.

Bipolaridad

Este ya es un asunto más serio. Jin suele ser capaz de comportarse, normalmente, en la mayoría de los casos. Sin embargo, son esos casos en los que no ha podido contenerse los que de verdad le dan mala fama entre sus allegados. Una fama más que merecida, como él sabe, y es que quienes lo conocen suelen estar en tensión mientras él está cerca, ya que nunca se sabe a ciencia cierta como va a reaccionar. Tiene el ánimo demasiado voluble, al fin y al cabo, y acostumbra a pasar de la calma a la ira en cuestión de meros segundos, y al revés. Este es el verdadero síntoma que lo llevó hasta la puerta del doctor Schnitter, el único síntoma que de verdad percibe como un problema serio que ha de resolver cuanto antes.




Sintomatología: grupo X

Delirio

[6] ~
Grado C

Energía

TOC

[6] ~
Grado C

Telequinesia

Desrealización

[3] ~
Asintomático

Barreras



Sintomatología: grupo Y

Fobia

[6] ~
Grado C

Psicometría

Filia

[2] ~
Asintomático

Telepatía

Amnesia

[2] ~
Asintomático

Medium



Sintomatología: grupo Z

Alucinaciones

[1] ~
Asintomático

Biocampo

Personalidad múltiple

[1] ~
Asintomático

Ilusionismo

Bipolaridad

[10] ~
Grado C

[12] ~

Proyección astral


www.000webhost.com