Capítulo 2: DESESPERACIÓN.





La última vez nos quedamos en tan trascendental decisión.



Y hemos decidido enseñar a este señor el diario de la Mariscal del Campo Viola.







: No creerás lo que hizo cuando cumplió 17 años.











Cedric: Su imagen de general casta y pura podría hacerse pedazos, no sé si podré soportarlo....







: ¡Te has saltado las partes más interesantes!



: (Espera, ¿no había yo arrancado esas páginas?) Claro, hombre, todo tuyo.















: Tengo todo el tiempo del mundo, ¡jajajajajaja! ¡JAJAJAJA!

Cedric: ¿Qué tiene tanta gracia?

: No, nada.



Cedric: "Y como te he prometido, no publicaré nada hasta que sea el momento adecuado. Acepta esto, por favor. A mí no me es de utilidad, pero a ti quizá sí."



: Hum... No soy particularmente fan de vuestra secta noahsónica, pero gracias, supongo.



Cedric: "Bueno, eso es todo..."

(Lo más extraño es que yo estaba seguro de que esta era la elección que provocaba el fin del mundo; me he pasado el juego más de una vez pero se ve que la memoria aquí me falla... Supongo que estoy influido por mi propia opinión sobre los libros de este tipo).



Bueno, bueno, volvamos a la historia de verdad. ¿Que dónde nos habíamos quedado? Pues desgraciadamente, Rosch fue malherido en batalla y Kiel se sacrificó para concederle la oportunidad de escapar. Al volver a Alistel, Stocke buscó pruebas de la conspiración Alistel-Granorg para acabar con su amigo. Encontró un documento cifrado en el despacho de Hugo, pero Heiss le pilló y tras un épico duelo con transformaciones y teletransportaciones incluídas, Stocke tuvo que huir.

Stocke sacó de la ciudad a Rosch con ayuda de Sonja, pero el ejército de Alistel le pisaba los talones. El antiguo agente de inteligencia plantó cara a las hordas de sus excamaradas para ganar tiempo a los demás. Logró acabar con todos, pero él mismo perdió la consciencia... Y entonces, un par de hombres bestia le encontraron... y hablaron de llevarle a Celestia.







: Bueno, no sé muy bien qué hago en esta posada... ¿Posadero? Dios, me duele todo, ¿cuánto bebí anoche?



: ¡AH, UNA MENOR! ¡Tú no has...! No habrá pasado nada que... ¿no?



: (Espera, si es la chica que me enseñó a detectar el maná).



: (Mejor dejar las cosas claras desde el principio y ser bordes a tope con ella en esta línea).











: ¡Hostia, ¿y tú de dónde sales?!







: Creo que me confundes con otro. Yo no entreno monstruos, los despacho.



: "¿Dónde estoy?"







: "Pero tú eres..."



: "Soy un gutral."

: Ah, yo iba a decir "un negro", pero me vale.



: ¿Tu hermano mató a todo tu clan y estás entrenando para vengarte?











: Y cierra la boquita, que nadie te ha preguntado.











: ¡No, definitivamente no! (Dios, tengo que andarme con cuidado con lo que digo...).



: ¡No hay nada que recordar!



: "¿No había nadie más cerca de mí cuando me salvasteis?"



: "Sí, el Duro también está aquí."

: ¿Estás hablando de mi amigo Rosch o de tu pene...?



: Gracias por tu interrupción, Sonja, de corazón.



Sería mal asunto que llegara Rosch y no ella, ¿no?







Sonja: "Gafka y Aht nos encontraron y nos dieron cobijo en esta aldea. Os estaré eternamente agradecidos."



: Joder, pues por eso te está dando las gracias. Aparte de que mover a Rosch inconsciente tiene mucho mérito. Lo ideal sería tener una armadura taumatec para arrastrarle o algo.



: "Fue ella la que consiguió que os permitieran entrar en esta aldea."



: No me quiero imaginar qué clase de agradecimiento querrá esta de mí...







: (Mejor cambiar de tema cuanto antes).







: Sería más típico de él quedarse de pie en un rincón apartado mirando al vacío.







Sonja: "Resulta que esta aldea tiene una cantidad de maná espectacular que ha acelerado su recuperación."















: Con todo lo que le ha pasado tiene que estar MUY jodido.











: Así que esto es Celestia... Parece una aldea de amantes de la naturaleza y el arte. Tienen que ser simpáticos, voy a charlar con alguien.







: Wow vale.



: No te importa que coja esto con la habilidad especial de chamanes sátiros que me enseñaron, ¿no?



: ¿P-pero qué os he hecho yo?



: Supongo que eso explica la curación de Rosch. Encantado de conocer a alguien que no odie a los humanos, por cierto.



Sátira: Espero que no se ponga a talarlo o a escribir su nombre en la corteza o a mear en él como hacen los humanos.

¡Venga ya!



: ¡Esa no es forma de tratar a un cliente!







: ¡Dile a tu madre que a los niños hay que educarlos en los valores del respeto y la tolerancia! Aunque... qué demonios, ya podían haberle enseñado a tu amiguita Aht lo mismo.



: ¡No puedo creer que unos hippies con patas de cabra me estén tratando de forma racista!



: ¡Y ya podrías limpiar la mercancía antes de venderla! Espera, podría regalárselo a Aht, seguro que al verlo pilla la indirecta.







: Pues devora todas las cosas, aves, bestias, plantas y flores. Roe el hierro y muerde le acero. Pulveriza la peña compacta, mata reyes y arruina ciudades, y derriba las altas montañas desgarrando sus pilares.



: ¡Eres tú la que no entiende la referencia!



: ¿Esto es un sueño de artes marciales? Digo... No.



: ¡Ja, y seguro que es un humano! ¡A pesar de vuestro racismo tenéis que admitir que molamos!



: Parece muy protegida, no hay casas ardiendo ni nada que yo vea, buen trabajo.



: ¡ESO ES LO QUE INTENTO AVERIGUAR!



: ¡N...! Bueno, alguna cosilla, ¡pero no a vosotros!







: "A juzgar por el nombre, supongo que crecen por esta aldea."



: Son preciosas... Casi tanto como tú.

Sátira: No pierdas el tiempo, yo también odio a los humanos.

: ¡Joder!



Sátira: "La mayoría mueren cuando todavía no han germinado. Su época de floración terminó hace poco. Así que estos capullos que ves seguramente morirán antes de que puedan florecer."

: Vaya, eso es muy triste...

Sátira: Sí, ojalá fueran los capullos de los humanos los que murieran al nacer todos.

: ¡Ya vale!







Sátira: "Si eso no te importa, todo tuyo."



: Ahora te vas a enterar.











: Sí, es un gilipollas pero está bastante bueno, se llama... Ejem, digo sí, la flor.



: Joder, me he equivocado de fecha.











Volvemos más atrás en el tiempo, al momento en que Stocke tenía que elegir si quedarse con Rosch o con Heiss. Os recuerdo que este juego no es un otome.



Florista: "¡Nunca había visto uno antes! Aún es un capullo..."







: Haz todo lo que puedas, quiero dejar en su sitio a la racista esa de los cojones.

Florista: ¿A quién?

: Tú... olvídalo.



Florista: "¡Muchas gracias! Me pondré enseguida a ello."







Y volvemos al momento de antes. O sea, de después. O sea... Lo que sea.



Florista: "Nunca hubiera imaginado que vería una flor tan bella con mis propios ojos... Qué contenta estoy. Muchísimas gracias por traerme el capullo."



: La hostia, ¿y tú cómo tienes esto? ¿Os pagan a los jardineros con piezas de taumáquinas o algo?



Florista: "¡Algún día conseguiré que broten iris de Celestia por todas las zonas desertificadas!"

: Oh, así que la guerra daba igual, esto era lo que hacía falta para salvar el mundo.



: Te estás cachoneando de mí, ¿no? Desde tu punto de vista han pasado 5 minutos.

Sátira: Oh, ¿y desde el tuyo no?

: ¡No me líes!















: ¿Qué sensación es esa? ¿Buena, mala? ¿Eh? ¿Eh?



: Bueno, tengo que dejar de posponer lo inevitable.

Donde el viento y las plumas retornan.











: "¿Ya te encuentras mejor?"























: "Tenemos muy poca información sobre todo lo que ocurrió."



"Y lo consiguió porque Hugo te traicionó."







: "Entonces solo pude llevarte a ti."







: "Todos eran reclutas novatos. Ahora que por fin me había quedado con sus nombres..."

(Suena como un profesor con su grupo de alumnos y eso hace la escena repentinamente dolorosa).



: "¡¿Por qué me salvast?!"







: "Estaba totalmente convencido de que lo superarías y llevarías a Alistel por el buen camino. Eso va por todos. Tenían puestas sus esperanzas en ti."



: "¿Qué voy a hacer con el brazo en este estado? Está roto, Stocke. ¡¿Qué esperas que haga?! Y tú... ¡¿por qué no defendiste a tus hombres?! ¡Ese era tu deber como su superior! ¡No eres más que un...!"



: (No, si yo te doy la razón, desde tu punto de vista debo parecer un capullo. Pero es que si te salvo el mundo se acaba y estamos jodidos).



: Es que ese era tu trabajo, no deberías tener que estar pensando en si tus jefes son unos capullos. En todo caso ese sería MI trabajo.







: "¡Si Kiel y el resto estuvieran aquí ahora mismo, ¿serías capaz de decirles lo mismo que a mí?!"







: "Tu vida ya no es solo tuya. Así que ya basta de tonterías."







Por experiencia sé que cuando la gente se está autocompadeciendo no le suele gustar que la devuelvas a la normalidad; casi nunca funciona, o al menos, no de forma automática. Aunque las razones de Rosch para estar así son jodidamente buenas, en todo caso.



: Más horrible me parece que nos hayas estado espiando. Espiar está muy feo.















: Ah, menos mal, creí que tenía que ver con sus camaradas muertos en la emboscada que prepararon para ver, pero mejor que no sea eso.



: "Nunca habla de eso... Y jamás se lo he preguntado. No quisiera entrometerme en un episodio traumático de su vida. Así que te lo preguntaré a ti. ¿Cuál es la historia de Rosch y su brazo mecánico?"



Sonja: "Pasó hace mucho tiempo."



"El recluta fue herido gravemente en batalla y perdió la movilidad del brazo izquierdo. Como mi hermano también era un ingeniero de taumatec, operó a ese soldado para salvarlo. Le injertó un brazo mecánico que llevaban desarrollando hace mucho tiempo. Ese recluta no es ningún otro que nuestro Rosch, por supuesto. Mi hermano le tenía mucho aprecio."







Sonja: "Pero ese 'regalo' en forma de taumatec significaba que siempre estaría en deuda con el ejército."



: Que es justo lo que acaban de hacer, por otro lado.







Sonja: "Al contrario, se enorgullece de su brazo mecánico. Rosch creía que utilizarlo en la milicia era la mejor forma de devolverle el favor a mi hermano."



: "Y ahora que está hecha trizas, y que no pudo proteger a su propia brigada... Ya lo entiendo mucho mejor. ¿Su brazo es tan importante para él porque tu hermano también cayó luchando?"



Sonja: "Me contaron que tuvo una muerte honorable, que fue considerado con sus hombres hasta el final."



: Justo lo que no ha podido hacer Rosch.



Sonja: "Por eso ahora me toca a mí corresponderle. Pero ¡no puedo hacer nada! Tan solo quedarme a su lado... No escucha nada de lo que le digo."

: ¿Has probado a tirártelo? No deja de ser un hombre.



Sonja: "¡Estoy harta de veros a todos heridos y sangrando!"





: Joder, pues no haberte hecho médica.



: Lo que yo decía.



: "Y Stocke... eso también va por ti."

: A ver, si yo por mi me retiraba, pero es que si dejo de pelear vendrá algún ejército a clavarnos cosas afiladas, a todos. Y quizá no tan afiladas a ti, que eres mujer.



: "¿Existe alguna manera de reparar su brazo mecánico?"



Sonja: "Mi jefe, Fennel, es un verdadero genio en tecnología taumatúrgica. Para resultarle de ayuda a Rosch, me enseñó cómo llevar un correcto mantenimiento de su brazo. Pero me faltan núcleos."







: A mi una jardinera me ha dado antes unas esferas que igual sirven o algo, ¿no?



Sonja: "Hasta que no lo operé no me di cuenta de lo terrible que había sido la batalla... Todos sus núcleos se encontraban más allá de cualquier arreglo. Podría construir unos nuevos, pero necesitaría una instalación como la del castillo de Alistel."

: Y en cambio tenemos cuatro chozas de madera y a un montón de niñas hippies de piernas peludas, ya veo por dónde vas.



: ¿Si me cargo un robot de estos y lo desmonto no te valdrán sus núcleos?



: "¿Podrías venir conmigo? El patriarca quiere verte."







Sonja: "Ya me quedo yo con Rosch. Es lo único que puedo hacer..."



: "Y Sonja... anímate."



















: ¡TÚ ERES EL CULPABLE DEL HETEROPATRIARCADO!



: Aunque bueno, sería peor encontrarme con el patriarca Tranca.











: No, no realmente.



: ¿A Aht? Eso me dijeron, vaya.











: ¿Lo veis? ¡El patriarcado ha corrompido a Gafka!







: No te creas, en casa también tenía a Sonja regañándome siempre.



Elm: "Por favor... Tratar a los humanos como a invitados es una..."



Barranca: Haz algo útil y ponte a fregar o algo.



: Ni me había fijado, mira tú.







Barranca: "Querría que pusieras tu técnica a nuestro servicio."







Barranca: "El problema es que últimamente hay más monstruos que antes en las colinas de Lazvil... La patrulla ciudadana de Elm y Gafka están echándonos una mano, pero la situación no es fácil..."



: Allá donde voy todo el mundo me pide que mate cosas.







: ¿M-muerte por kiki?



: "El odio de Elm hacia los humanos es un tema difícil de digerir."



: Anda, la niña se ha puesto celosa.















Barranca: "Lamento que tenga que ser tan repentino, pero me gustaría que fueses allí inmediatamente."











: Sí, Gafka no tiene pinta de ser precisamente ligero, jajajaja.











: Haz caso al patriarcado, niña.







: "No hay nada que temer."



Barranca: "En fin, Stocke. Siento añadirte una carga más sobre los hombros, pero cuento contigo."



: En realidad nada nos facilitará más la vida que las trampas de Aht.



: Yo que iba a regalarle el cuchillo traumático este y resulta que ya tenía un arma mejor para ella... mangada del despacho de Heiss.



: Bueno, pues vamos allá... Ey, ¿qué es eso?



: Oh, y pensar que la gente cobra dinerales por estas cosas.



: Y encima parece que se va regenerando.











Creo que aquí es donde se pararon Sonja y Rosch a descansar, prácticamente ya estaban en Celestia.



Y el camino se desbloquea gracias a este barril invisible.



Toma.



Bueno, este es Gafka en batalla. Lo que hace esto es traerse a los enemigos hacia la primera línea, como la cadena de Marco.



EL ratio. Ratio es masculino, hostia.



Y así Aht se convirtió en la niña favorita de los terroristas.



Arma para Gafka aquí escondidita.



Aquí tenemos a Aht colocando su cepo bomba.



Y a Gafka atrayendo al enemigo a la trampa. Pero literalmente, porque no es un tipo muy sutil.







Como para contarlo.











: "No puedo dejar que me cojan... Debería tomar una ruta distinta."

Ese puente está bloqueado el 90% del juego.



Pues nada, vamos por donde siempre.











Los enemigos son durillos, pero Gafka y Aht son una combinación explosiva.







: "Ese es el verdadero problema."



: ¡No quiero que un machista como tú se me ponga en plan ecologista ahora!











: "Mira que vivir en este continente sin saber cómo está todo... Es lamentable."



: Como ahora me sueltes que es "demigrante" te suelto dos hostias y te devuelvo a forocoches.



: ¡Que una niña pequeña me defienda no me ayuda!



: "Sino que, como alguien que vive en este continente, yo..."











: Sonaba como a mujer muriendo de forma espantosa.











: Pero no sin antes guardar un poquito.











: ¡Vamos, si lo echamos a rodar no volveremos a verlo!



: ¡Seguro que si lo echo a rodar no volvemos a verlo!



Veamos, este jefe pega muy muy fuerte (y a mi se me ha olvidado curarme, pero bueno).



: Vamos a ponerle cepos bomba aquí al lado.







Como vemos le hacen bastante daño. Los disparadores (las setas venenosas estas) van invocando aliados para procurar rellenar todos los huecos y que no haya sitio para poner bombas, pero nunca lo han conseguido.



El grandote cae tras pisar unas cuantas. Lo peor de estos bichos que le acompañan es que tienen ataques que te dejan dormida a la peña... Y justo yo no llevo objetos para despertarles (aunque lo puedo hacer con una habilidad de Stocke). Pero si se te juntan sus invocaciones con unos cuantos dormidos en tu lado, pueden hacerse interminables.



Aun así, no son una auténtica amenaza.



La verdad es que Gafka en sí nos viene en bastante buen nivel.



Vanoss: "Me llamo Vanoss y soy el líder de esta troupe."











: Me han interrumpido justo cuando iba a soltar uno de mis "Ya lo sabía", menos mal.



: Jejejé :3







: Lo que me pregunto es cómo estabais en contacto si llevais tanto tiempo fuera...



: Teniendo en cuenta esto, que el contacto sois precisamente vosotros.







Vanoss: "Pero ahora hay demasiados y son más feroces que antes... Os debemos la vida. No sé cómo expresaros mi agradecimiento."



: Limitaos a no cantar sobre los Chandrian y todo saldrá bien.







: Pues como siempre, ¿no?



Vanoss: "Ya no se puede llamar guerra a aquello. Granorg huye despavorida de la inmensa superioridad militar alistina."



Debe ser el karma. El problema es todo lo que pasará después...

: Anda, ¿pero vosotros creeis en el karma? ¿Conocéis el concepto y eso?







Vanoss: "Aunque no podemos confirmarlo sin aventurarnos en su nación."



: "No es un humano de confianza, por no decir otra cosa..."



Barranca: "Lo siento, Vanoss, pero tendrías que marchar hacia Alistel cuanto antes."















: "(¿Cómo se encontrará el teniente general Raúl?... Debo regresar a Alistel, por muy peligroso que sea... Tengo que descubrir qué se está cociendo allí y, si puedo, verme con el teniente general Raúl. Debería preguntarle a Vanoss si le importaría que me uniese a ellos)."



: Tú eres mucho más cotilla de lo que aparentas, amigo.

: "Aunque siguen siendo rumores. Quién sabe lo que es cierto. ¿Se puede ser tan malvado?"



: "No le importaría matar a cuantas fueran necesarias para mantener su posición. Es esa clase de persona."



: Hombre, al menos la reina está más buena.







: Realmente hemos sido un gutral, una sátira y un humano, pero de nada.



: Veo que al final sí que me he hecho popular por aquí.



: ¿Por qué me suena esto a que hay poquísimos sátiros varones y os turnais para... usarlos como... bueno, sátiros?







: Realmente con vuestra mentalidad habría pensado que despreciaríais a una troupe que va por ahí divirtiendo a los humanos y viviendo de sus propinas, pero veo que al menos sois pragmáticos.







: ¿Para que vivas como bailarina de troupe? No sé yo si es un futuro deseable.























: Pero a ver que me aclare, ¿tiene uno o varios? Antes me hablabas en plural.



Sonja: "Pero ¿de verdad crees que es lo mejor para Rosch, Stocke?"

: (Por lo que dijeron los gemelos, Rosch es necesario para salvar el mundo, así que o lucha o está jodido. Por mi también le daría vacaciones).







: (Aunque voy justo a pedirle a tu tío Vanoss que me lleve...).



: "El mundo de afuera está muy mal... ¡Deberías quedarte aquí y punto!"



: ¡Tú lo que quieres es que yo siga aquí cuando crezcas y usarme con fines reproductivos!



: Wow wow wow vale, para. ¿También provocamos los terremotos y los volcanes? Dudo que a los animalillos les gustaran mucho antes de que hubiera humanos.















: ¿Cuándo? ¿Quién? ¿De qué? ¿Por qué? ¿Cómo?



: Ah, joder, pues díselo a la familia real, ¿a mí que me cuentas?







: En todo caso pensaré que puede ser una historia muy distorsionada con una parte de verdad.



Elm: "¡Esto se debe a que esa reina no cumple con sus obligaciones! ¿Acaso Alistel no estaba luchando contra Granorg para corregir esta situación?"











: "Y ahora Hugo está esperando su oportunidad para apoderarse de todo lo que abarque su codicia."



: Pues sí, pero ¿si creías que los alistinos eran paladines, por qué no corriste a ayudarlos durante la guerra? No recuerdo ver llegar refuerzos sátiros cuando nos habrían venido bien.







: No, bonita, somos lo peor de lo peor.



Elm: "Y si puede ser fuera de la aldea, mejor que mejor."



Barranca: "Como representante de la tribu, te lo agradezco de todo corazón."

: Pues ya le podías haber dicho algo a la loca esta cuando casi me asesina a borderías.

Barranca: Es que tenía gracia.



Barranca: "Creo que sé qué estás tramando. Piensas volver a Alistel para ver con tus propios ojos lo que está pasando, ¿verdad? Deberías hablar con Vanoss. Ahora mismo está descansando en la posada."















Vanoss: Aunque nuestra intención sea el engaño, la actuación será real.



: "La verdad es que había venido a pedirte que me llevaras contigo. Querría ver de primera mano qué está pasando en Alistel. Podría actuar si fuera necesario."



: ¡Pensaba que mis ropas eran tan estrambóticas que se me podía confundir con uno!



Vanoss: "No hay ningún puesto de control hasta Alistel. Y creo que bastará con decir que eres un escolta que contratamos. En cualquier caso..."











Vanoss: "Recuerdo que llevamos a alguien en circunstancias similares... Pero no me acuerdo de más..."

: (¿Por qué narices pasa esto? La gente no para de acordarse de las cosas que ocurren en la otra línea. A este paso me voy a volver loco).



Vanoss: "Prepárate para la partida, Stocke. Mañana salimos hacia Alistel."



Y eso es todo por el momento. ¿Qué deparará a nuestros héroes en Alistel? ¿Conseguirá Aht seducir a Stock? ¿Conseguirá Elm asesinarle primero? ¿Volveré a dejaros elegir cosas al final de los capítulos? ¡Lo sabréis en el próximo!

Capítulo 2 (parte 2): CAÍDA

ÍNDICE

FORO

Capítulo 3 (parte 2): SILENCIOSA INCURSIÓN